Meditación, la mirada de una practicante imperfecta.

Soy meditadora desde hace 7 años, tiempo durante el cual he vivido distintas experiencias y aproximaciones a la meditación, pasando por momentos de gran conexión emocionantes y profundos, a otros de abandono total de la práctica; aún a sabiendas que deja numerosos beneficios y libera.

2005_11_8_32145_6_OPL

Fuente: http://www.openphoto.net

Para mi la meditación es como esta imagen: es disponerme a despejar el camino a mi propia Luz, tomar acción en la mente, las emociones y en el cuerpo para llegar al interior de mi ser y encontrar allí la energía que se funde con la de todos los seres del universo haciéndome una con él.

La experiencia mas increíble que he tenido, ha sido la sensación de liberarme del peso del cuerpo y sentir la propia vibración y la de todo lo que me rodeaba, sentir que esa energía se fundía en una sola. Es éxtasis, es sentirse completo, integrado, es felicidad, es paz, es la manifestación suprema del amor.

Hablar de los beneficios de la meditación es redundar, hoy muchos hablan de ello porque lo han comprobado, lo proclaman las diferentes corrientes, pero parece difícil para quienes aun no empiezan o para otros que como yo fluctuamos; ¿Cuáles serán las dificultades que se enfrentan para ser constante en la práctica? Desde mi experiencia podrían ser:

  1. Asignar el momento e integrarlo en la rutina diaria, crear el hábito; o volver a integrarlo después de cambios de entorno, actividades laborales o situaciones personales que pueden presentarse en nuestra cotidianidad.
  1. Encontrar la técnica o descubrir cual es la mejor forma de meditar para cada uno.
  1. Soltar las expectativas de lo que será y aceptar que el tiempo que se le dedica es ganancia, aun si no se han logrado los objetivos: calmar la mente, mantener el foco, avanzar en una intención o simplemente abrirse a recibir conscientemente la Luz divina para alimentar cada parte de nuestro ser. Es parte del camino y los resultados no son siempre evidentes, ocurren en diferentes niveles muchas veces imperceptibles.
  1. Permanecer en la práctica aún en los momentos difíciles, cuando sentimos confusión o nos enfrentamos a problemas cotidianos. Es frecuente perder la constancia y motivación justo cuando la meditación podría ser el mejor aliado.
  1. Conectar con el momento presente, encontrar otras maneras de ir al interior aunque no se disponga de las condiciones de intimidad para meditar como identificar las emociones, tomar distancia de ellas, sentir empatía y respeto por el otro, disfrutar de una sonrisa, un abrazo, sentir el sol en la piel, el olor de una flor, el sabor de una fruta, encontrar respuestas en una frase desprevenida; éstas son también formas de meditación, de conectarnos con la Luz.

Aprendemos de diferentes formas y sólo cuando estamos listos para ello. He entendido que ser compasivos y amorosos con nuestros intentos de crecer y encontrar nuestra alma, de fundirnos en la Luz, es la mejor forma para mantenerlos en la decisión consciente de trascender.

¿Comparten mi percepción? ¿Adicionarían otras? Espero sus comentarios, aprendamos y vamos juntos hacia el equilibrio.

Anuncios

Dime lo que piensas... ¡Comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s