Desnuda? Auchh…

No se preocupen, esto no es un relato erótico, ni mucho menos una pagina de clasificación XXX.

Es temprano en la mañana y hace muchos días no sentía la motivación de levantarme y estar lista tan temprano. Confieso que en menos de 30 min, ya estoy lista, arreglada desayunada y que incluso el tiempo me alcanzó para hacer “reminiscencias” como diría mi madre, son esas vueltas que uno da para alargar el tiempo antes de sentarse a concretar algo.

Mi afán de escribir hoy y a la vez mi temor de hacerlo se deben a que ayer compartí por primera vez este blog. Invite a personas que conozco y otras que no, a leerlo. Auxiliooo! En qué me metí? Tengo que confesar que al hacer clic y publicarlo en mi facebook, sentí dolor de estomago, me arrepentí, pero fui valiente (jajaj) y no elimine la publicación. Aquí estoy, tirándome de cabeza en público a algo que estaba tratando de hacer en privado. Despojándome de todo para poder verme.

Después del clic de ayer, sentí pánico, alcance a pensar que era absurdo que yo estuviera dándomelas de escritora, quien iba a leerme, que iban a pensar de mi aquellos que me conocen, para que iba a exponerme? Pensé que esto me iba a quedar grande y que tal vez era mejor dejarlo así. Además, yo? hablando de equilibrio??

Sin embargo, he dejado varias cosas empezadas estos últimos años, proyectos que inicié con gran entusiasmo y fuerza, pero que con el paso de los días, la carga de miedos y ausencia de motivación los deje iniciados; en otras, tuve la madurez para desistir y entender que debía cambiar el rumbo; me prometí que ésta aventura, sin importar el resultado, la iba a continuar. Y aquí estoy aprendiendo a hacerlo.

Esta sensación la conecté con otra que he tenido a lo largo de mi vida. Me molesta que me tomen fotos, siempre he creído que no soy fotogénica y que no me veo bien en ninguna. Al observar una foto en la que aparezco, miro a los demás sin fijarme en mi imagen y si me miro, me juzgo: no quede bien peinada, quede mirando a otro lado, se me sale la barriga, que ojeras tan horribles, no me gusta la expresión de mis ojos, en fin… El monstruo de la laguna verde. Les ha pasado?

Creo que nos pasa a todos en mayor o menor grado. Nos vemos con los ojos del juicio, del deber ser, evadimos mirarnos directamente a los ojos y descubrir lo que se ve a través de esa ventana directa a nuestra alma.

Me arriesgo hoy a descubrir mi esencia, asumo que es parte de un proceso para escribir nuevamente mi presente, un proceso en el que me han acompañado maestros, amigos, relaciones  que me han confrontado con la imagen que tengo de mi, que me han ayudado a derrumbar los muros detrás de los que me escondía y me han acompañado en el camino con paciencia y tolerancia mientras he ido quitando cada ladrillo; otros me han puesto ante el espejo en toda mi desnudez y me han hecho mirar a través de esa ventana de mis ojos para descubrir la magia, la belleza y lo valioso que a veces me cuesta descubrir dentro de mi.

Nos desnudamos hoy? Que tal si hacemos el amor con nosotros mismos? y si nos miramos con ojos compasivos y amorosos? Hagamos un trío con nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu, volvámonos uno en aceptación. Dejemos que la vida nos haga el amor.

 

 

 

 

Anuncios

2 respuestas a “Desnuda? Auchh…

Dime lo que piensas... ¡Comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s